Central Telefónica: (506) 2246-3000.

Únase a Nuestro Equipo

Endoscopía Digestiva

Gastroscopía 


La Gastroscopía o Esófago-Gastro-Duodenoscopía es un procedimiento médico que visualiza la parte alta del tubo digestivo (esófago, estomago y duodeno) a través de un tubo delgado y flexible (endoscopio) que lleva en su extremo una cámara de video cuya imagen es transmitida hasta un monitor. 
Un requerimiento antes de realizar el estudio es un ayuno de al menos 8 horas. 
Usualmente el procedimiento es realizado bajo sedación, ya que disminuye las molestias y permite que el estudio sea bien tolerado.

 

Colonoscopía

La Colonoscopía es un procedimiento médico que visualiza la parte baja del tubo digestivo (recto, colon, intestino grueso y en ocasiones, el íleon terminal, que es la parte final del intestino delgado) a través de un tubo delgado y flexible (colonoscopio) que es introducido a nivel anal. Este lleva en su extremo una cámara de video cuya imagen es transmitida hasta un monitor.

Para realizar este estudio es indispensable la limpieza del colon, lo cual se obtiene a través de la preparación previa con laxantes.

Usualmente el procedimiento es realizado bajo sedación, debido a que disminuye las molestias y permite que el estudio sea bien tolerado. 
Preparación: dieta líquida estricta y toma de laxantes el día previo al examen.

 

Colangiografía Retrograda Endoscópica (CPRE)

Este es un procedimiento médico que permite evaluar los conductos biliares (drenaje de la bilis desde el hígado hasta el intestino) y los del páncreas.

En ocasiones se realiza un pequeño corte a nivel del esfínter, que controla la salida de bilis para ampliar el orificio. En otros casos, es necesario remover cálculos dentro de los conductos o se colocan tubos plásticos o metálicos para garantizar el drenaje de la bilis.

 

Manometría Esofágica

Es un estudio que mide la actividad motora del esófago y sus esfínteres en condiciones basales y en respuesta a la deglución, midiendo los cambios de presión y patrón de contracción muscular en diferentes segmentos del esófago.

Esta manometría es de vital importancia en pacientes que presentan dificultad para la deglución y en aquellos pacientes con reflujo gastroesofágico que puedan ser candidatos a cirugía para corregir el reflujo.

 

PH-metría Esofágica Ambulatoria de 24 Horas

La pH-metría esofágica es una prueba que valora cuantitativamente la existencia de reflujo de ácido desde el estomago hacia el esófago (reflujo gastroesofágico).

Se realiza al colocar una sonda muy delgada que mide el pH en el esófago conectada a un equipo portátil miniaturizado que recibe la información durante 24 horas de forma ambulatoria, durante las actividades cotidianas del paciente.

Este estudio es realizado especialmente en los pacientes que están siendo estudiados por reflujo gastroesofágico.

 

Endoscopía terapéutica

Los estudios endoscópicos no solo ayudan a diagnosticar, sino que en ocasiones puede realizarse medidas de tratamiento para algunas enfermedades.

 

  • Ulceras sangrantes
  • Varices esofágicas sangrantes (ligaduras de varices)
  • Resección de pólipos (Polipectomía endoscópica)
  • Dilatación de estrechez de esófago
  • Colocación de sondas de alimentación (Gastrostomía endoscópica)
  • Colangiografía retrograda endoscópica (CPRE)